La justicia federal de Córdoba imputó por presuntos delitos de asociación ilícita, lavado de dinero y defraudación a la cúpula del gremio Luz y Fuerza de Córdoba, aunque ningún dirigente quedará por ahora detenido, informaron fuentes judiciales.

Entre los seis imputados está el secretario general del sindicato, Gabriel Suárez, y otros integrantes de la conducción del gremio, según trascendió por voceros del fiscal Federal Nº2, Gustavo Vidal Lascano.

Las imputaciones surgen derivadas de una importante operación que se llevó adelante en septiembre pasado, en la que se produjeron 15 allanamientos de manera simultánea en la sede gremial, en domicilios de distintos integrantes de ese sindicato y en sedes bancarias.

Tras los allanamientos, se llevaron del gremio y de la mutual unas 200 cajas con documentación, y en los domicilios de los gremialistas se secuestraron 35 teléfonos celulares, 10 computadoras y la documentación de 15 vehículos de alta gama.

Fuente: Telam