«El proyecto es un salto moral, es excelente y no es contradictorio con la Constitución, que dice que nadie está obligado a declarar en su contra», apuntó.

«Justamente, en ese caso, lo que tiene que hacer el indagado sería no declarar, quedarse callado, lo que no puede es mentir», precisó en declaraciones a la radio La Red.

Según Bullrich, esto evita que luego «la Justicia tiene que desestructurar esa mentira para llegar a la verdad».
«Hoy en día, la mentira en la indagatoria se ha dejado porque es una manera de complicar la situación de la Justicia; el Estado tiene que buscar la verdad, pero no a través de una mentira, así que por eso estamos contentísimos con la iniciativa, ya que es un cambio cultural», añadió.

Para Bullrich, se trata de un paso «moralmente muy importante, es el Estado de la verdad, el Estado liberal. Esto no es fascista, esto es cambiar la cultura», aseguró.

«Lo que hacemos es plantear la ley de no mentir, y terminar con la viveza criolla de ‘yo te miento, hago cualquier tramoya'», ejemplificó.

Además, dijo que «no es invasivo del proceso judicial» y que «se basa en sistemas judiciales de otros países que han resuelto más rápidamente los problemas y lograron menos impunidad».
«Me parece buenísimo. Esta es nuestra filosofía, creemos en eso», puntualizó la ministra.

Fuente: Telam